Comparta este artículo
Suscribase a Nuestro Newsletter

Retomando luego de un par de meses de estar lejos de las noticias locales, quiero presentar una visión sencilla de las circunstancias que rodean al precio del dólar en Argentina.

Si tenemos en cuenta los últimos años en estas tierras benditas, debemos ser la novela preferida de dios, ya que ni él tiene idea con que le van a salir.

Vamos al dólar, veamos lo  externo.

Brasil, nuestro motor comercial histórico, desde mediados del 2011 comenzó a devaluar al real, obligado por la situación coyuntural y por su política monetaria seria, en los últimos doce meses hasta mayo 2012, lleva aproximadamente un 30% de depreciación frente al dólar y un 10% frente al peso argentino.

Real/Peso

Los gráficos son referidos a mayo.

Como se observa en el grafico, el peso se devaluó un 8.88% frente al dólar, mucho menos que el 30% del real. Un comportamiento nada común en lo que va de estos años, el BCRA manteniendo al peso y dejándolo que se aprecie frente a la moneda de Brasil su principal socio comercial.

Tierra adentro, nos encontramos con los síntomas de un gobierno tratando de controlar todo como el gran hermano,  recortes a importaciones, mercado cambiario intervenido, presión tributaria a  trabajadores, control de precios, retenciones, BCRA tomado y demás yerbas.

El crecimiento comercial de un país en general es acompañado por una emisión de dinero adecuada para el funcionamiento del mercado. Lo propuesto en Argentina, es decir, un crecimiento del consumo interno sostenido por el superávit de las cuentas, no distaría demasiado de lo normal si en verdad se hubiera hecho eso, pero el gobierno desde hace 6 años esta  utilizando inflación para financiarse.

La salida de la crisis a comienzos de este siglo, implicaba aplicar la teoría Keynesiana, cosa que hicieron en los primeros años, con una política de emisión adecuada al superávit que se lograba y un BCRA en cierta medida independiente.

El problema es que no hubo más superávit  y así el gobierno se volvió adicto a la inflación y a las justificaciones.

Desarrollismo, sustitución de exportaciones, teoría de la dependencia  y demás papers, son y serán siempre escusas latinoamericanas para mantener gobiernos populistas.

Las crisis son parte del ciclo del crecimiento, son cortas y anuncian lo nuevo, pero la inflación constante, no es una crisis, si una adicción.

Inflación en dólares

Los niveles de emisión monetaria y el incremento de los niveles de precios y salarios, hacen evidente a la inflación que tratan de ocultar. El salario real parece crecer en Argentina, pero es por dos motivos no muy buenos, uno es la mentira del índice de precios y la otra el retraso cambiario obligado (ya veremos porque), en conjunto forman lo que se llama inflación en dólares.

En la siguiente figura se puede apreciar el tipo de cambio multilateral, es clara la pérdida de competitividad cuando se toma el ajuste por salario, en el último trimestre del 2011.

Tipo de cambio real, tomando índice salarial de Argentina

 

Toda esta situación, llevo al incremento de la demanda de la moneda norte americana, lo que genero junto a la intervención del mercado cambiario, un aumento del spread  entre el dólar oficial del BCRA y el dólar paralelo, como se puede observar a continuación.

Dólar oficial y blue

 

El sueño del gobierno es emitir sin límites y que el peso no se devalúe, por ello están dispuesto a todo y de aquí nace el retraso cambiario.

En esta utopía, el gobierno podría gastar más pesos, hacerse de los dólares del central y no preocuparse por los balances, en si, prácticas que hasta el momento aplica en menor medida.

Desdolarización del mercado interno.

Como ellos saben que es poco posible que esto funcione sin devaluación ( salvo que piensen en cerrar las fronteras), se planeo el proceso de desdolarización actual.

El plan es simple, el primer paso, mantener el precio del dólar oficial para no causar temor.

A la vez,  eliminar la necesidad de uso de dólares y otras divisas en el mercado interno, con uso me refiero a intercambio y ahorro, así para lo único que puede servir la moneda extranjera es para viajar.

Una vez que se logre eliminar o prohibir la circulación del dólar en el mercado interno, el segundo paso será devaluar al peso gradualmente a un valor que crean adecuado.

Este sistema no es temporal, como muchos dicen, es el sistema elegido y dudara lo que Argentina dure en pie.

En mi opinión quieren aplicar el modelo de Venezuela, que ya hace unos años esta en vigencia, pero Argentina es diferente a Venezuela en varios aspectos.

¿Soluciones posibles?

La solución es la que ha enseñado la historia económica del mundo, no hace falta inventar la pólvora, pero si saberla usar.

Reconocer la inflación y aplicar medidas para su control, lo cual por propia naturaleza,  induciría a replantear las políticas hacia los sectores productivos y buscar una solución al problema energético.

Esto incluye no solo al doctor estado, sino también a su conejillo de indias, el pueblo.

La inflación es un impuesto que pagamos todos.

Por otro lago, si Brasil mejora su situación y sigue creciendo, por supuesto con el mundo, esto puede dar respiro a Argentina, pero mientras no se controle la inflación, esto profundizara la perdida de competitividad.

Y que decir si hay un mercado de cambio solo para los amigos del gobierno.

Sean felices.

Gustavo

Chávez devalúa el bolívar

20/01/2010- BBC mundo : El gobierno de Venezuela decidió devaluar el bolívar y crear "dos niveles" de cambio, según anunció el presidente Hugo Chávez en un consejo de ministros televisado la noche de este viernes.

Además Chávez ordenó al Banco Central a intervenir en el mercado paralelo para evitar la especulación.

Según el mandatario habrá dos tipos o "niveles" de cambio, uno a 2,6 bolívares y otro a 4,3 bolívares por dólar.

La actual tasa es de 2,15 por cada dólar, lo que significa que la devaluación es de 20,9% y 100% respectivamente.

El dólar está controlado desde 2003 pero se intercambia por hasta tres veces ese valor en el mercado paralelo o de "permuta".

"Todo esto lleva varios objetivos: el reimpulso de la economía productiva, el fortalecimiento de la economía venezolana, el frenar las importaciones que no sean estrictamente necesarias y también al mismo tiempo estimular la política exportadora", dijo Chávez.

Ahora el "primer nivel" de cambio a 2,6 bolívares aplicará para los sectores de alimentos, salud, maquinaria, equipo para el desarrollo económico, ciencia, tecnología, remesas familiares y envíos a estudiantes venezolanos en el extranjero" entre otros.

En segundo lugar, y a 4,3 bolívares por dólar se ubicará "todo lo demás": sectores automotriz, comercio, telecomunicaciones, químicos, metalúrgicos, caucho plástico, electrodomésticos, textil, construcción, electrónico, gráfico, tabaco y bebida, etcétera. A éste se le llamará el "dólar petrolero".

El presidente mencionó que el Banco Central de Venezuela va a "intervenir en el mercado cambiario para evitar el manejo y el incremento especulativo de la divisa".

"Es la crónica de una muerte anunciada. No de ahora, sino desde hace años", afirmó el profesor de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Gustavo Rojas.

Decisiones

Hasta hoy, el gobierno había mantenido su decisión de no devaluar la moneda. El cambio anclado es clave para una economía que importa buena parte de lo que consume (cerca del 90% de los alimentos, según le dijo recientemente a BBC Mundo el presidente de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, Simón Escalona).

En una frase, un dólar "barato" garantiza compras "baratas" de productos en el extranjero.

Según explican portavoces ligados al llamado "proceso revolucionario", importar es, a la vez, una estrategia de primer orden en la etapa de transición entre el capitalismo y el socialismo, porque le otorga al Estado el tiempo que necesita para tomar el control de los medios de producción.

Sin embargo, la crisis económica mundial del año pasado – y crucialmente para Venezuela, la caída de los precios del petróleo – obligó al gobierno venezolano a tomar algunas medidas de ajuste.

El "chorro" de dólares baratos se cerró para muchos sectores, que tuvieron que recurrir al mercado paralelo con el consecuente incremento en los precios, o simplemente redujeron su actividad al punto de que se creó escasez en varios rubros (por ejemplo, automóviles).

A finales del año pasado, el gobierno efectuó dos emisiones de bonos con el objeto de dar acceso a dólares y poner "en cintura" la cotización paralela, lo que consiguió en forma temporal. Pero luego ocurrieron las intervenciones de siete bancos y el "dólar permuta" recuperó terreno.

"Si ofrecen y amplían la venta de divisas para quienes los tenían restringidos a través del dólar petrolero, es posible que el paralelo se estabilice, pero va a seguir funcionando como mercado", le dijo a BBC Mundo Gustavo Rojas.

En cuanto a los precios en general, Rojas estimó que va a haber un ajuste que se va a reflejar en la inflación, que ya es una de las más altas de América Latina. "Las pocas empresas que recibían dólares a 2,15 lo van a tener a 2,60 o a 4,30. El ajuste nunca va a ser para abajo", opinó.

Exportaciones

De acuerdo con el presidente Hugo Chávez, la medida busca activar un proceso de sustitución de importaciones y estimular las exportaciones, que se ven afectadas por el hecho de que un dólar barato hace que los productos "Made in Venezuela" sean más caros en los mercados internacionales.

Según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) éste fue el país que experimentó la mayor caída en las exportaciones en Latinoamérica en 2009, con un 42% frente al 24% regional.

El mandatario anunció la creación de un fondo para fomentar la producción nacional y ayudar a los exportadores.

¿Y qué explica el que estas medidas se tomen ahora? De acuerdo con el presidente Hugo Chávez, tienen que ver con beneficiar la economía como un todo.

El economista Gustavo Rojas tiene dos lecturas: "históricamente las devaluaciones se hacen los primeros meses del año, y esto es por el presupuesto; obviamente el presupuesto no les está dando, y seguramente estamos peor de lo que muchos economistas pensábamos".

Por otro lado, están las elecciones parlamentarias de septiembre próximo. "Mientras más lejos de las elecciones, mejor. En enero la gente todavía está pensando en la temporada de béisbol", dijo.

Más temas en Mr.Trader..


1 Comment(s)

  1. Como siempre Gustavo; es muy clara y dinámica su exposición acerca del momento de nuestra situación actual.
    Gracias!

    Verónica | ago 15, 2012 | Reply

Aquí puedes escribir tu comentario sobre este artículo.

Más información

Como entrega el poder un gran presidente

Volviendo a la economía de Argentina con muchas esperanzas, a pesar que por el momento lo único qu..

El doble discurso

Siempre actual lamentablemente, pero tengo esperanzas en que la inteligencia artificial solucione va..

Se libera el peso argentino, comienza la flotación sucia

Eliminación del cepo y amplia desregulación. La instauración del cepo no fue mas que para pod..

Negadores de consecuencias

Escuchando en estos días a los candidatos del oficialismo, admitiendo lo que sucede pero negando la..